pido un milagro a esta vida tan injusta...

jueves, 11 de febrero de 2016




Mood: muy triste...
Lisent: el teclear..
Eating: ...
Other: blogger
Son las doce de la noche y en lugar de irme a dormir lo primero que se me ocurre es escribir una entrada, cuando mi estado de ánimo no me acompaña. Pensé escribir días antes sobre la visita que recibí, pero las malas noticias que llegaron el día después me hicieron contraerme y no hacerlo. Es más, apenas he usado mis redes sociales, así como conectarme y jugar online, no tengo ánimos

Comencemos desde el principio e informo, es la primera vez de todos los años que llevo con el blog, que trataré un tema bastante personal, algo que solo comparto con los míos, pero el problema ha llegado a tal índole que me veo obligada a escribir para poder evadirme un rato de la realidad, aunque esta misma sea redactada a continuación entre líneas.

Hace dos semanas un familiar muy allegado, mi tío por parte materna, fue operado de un cáncer de colon, soy muy directa usando esta palabra pero así fue como la soltaron los médicos, de manera muy fría, cáncer. Enfermedad a la orden del día y a la cual odio con todas mis fuerzas. La operación fue exitosa, las explicaciones de los médicos tras la operación como los resultados fueron satisfactorios. Tan sólo nos advirtieron de uno de los problemas que podía sufrir. Mi tío padece del corazón y lo tiene bastante débil, por lo que nos dijeron que era posible que éste no mandara sangre para que cicatrizaran los puntos en su interior.

Como dije, todo fue genial, al día siguiente de la operación, fui con mis padres al hospital para visitarlo y ver como se encontraba. Todo estaba estupendamente, no se veían síntomas de malestar ni nada parecido, por lo que, según los médicos estaría siendo estudiado, observado por si apareciera algún contratiempo. E aquí la clave de todo lo ocurrido que explicaré a continuación.

Mi tío fue operado un jueves por la tarde, el viernes fui a verlo y todo estaba normal, el sábado y el domingo ídem de lo mismo, pero el lunes fue cuando empezaron los problemas. Mi tío empezó con malestares, dolores intestinales y vómitos. Como bien decían los doctores, ellos estarían pendientes de cada uno de los movimientos y contratiempos que fueran ocurriendo. Y de eso yo me río. Cuando empezaron los malestares, se pusieron en sobre aviso a las enfermeras y estas llamaron a la doctora que le operó, donde lo único que se le ocurrió fue decir "eso es por la operación, no se preocupen es normal". Fallo 1- si el paciente al que operaste presenta síntomas de malestar, lo lógico es que le haga alguna radiografía o estudio, porque además destaco "es un hombre con problemas de corazón". El día pasó y no le hicieron nada. Martes y miércoles, los dolores intestinales siguieron a lo que además sumamos vómitos, no podía comer ni beber nada e incluso no podía beberse la medicina, antes de que llegaran al estómago los echaba. Se volvieron a avisar a las enfermeras sobre el suceso y ellas tomaron nota de todo, pero allí seguía sin aparecer ningún médico. El jueves, el viernes y el sábado, empezó a complicarse más el problema, esos dolores intestinales no cesaron, y cuando mi tío intentaba levantarse, no podía ni andar del dolor, su estómago se hinchó y había algo que no iba bien, de la propia cicatriz, las vendas que tenía empezaron a ponerse de un tono negro, en un principio se pensó que fue sangre, pero no fue así. Quizás sea un poco repulsivo, pero como dije no fue sangre. Como destaqué al principio mi tío tiene el corazón débil y el problema fue que no le cicatrizó la herida de dentro, por lo tanto todos los líquidos que se encuentran en nuestros intestinos como la madre flora que todos tenemos, hicieron que los puntos se descosieran y estallaran. En resumidas palabras, a mi tío se le llenó toda la barriga de líquido, esparciéndose y llegando a diferentes órganos del cuerpo. Recalco, los médicos seguían sin aparecer, y las enfermeras apuntando todo y dando avisos del problema.

Llegó el domingo y fue la hecatombe, mi tío se hinchó, aparecieron los médicos como por arte de magia y empezaron a ver que algo verdaderamente iba mal. Le hicieron análisis y radiografías, algo que según ellos harían todos los días llevando un control de él. Tras ver los resultados vieron que todo fue un desastre. Le enchufaron una sonda que iba sacando el líquido que tenía en su interior. El lunes por la mañana le volvieron a repetir análisis y además le realizaron un Tac, donde el resultado fue una infección generalizada por todo el cuerpo así como el mal estado de sus intestinos, operación de urgencia, si no se operaba en menos de 24h moría corriendo el riesgo de morirse además en la operación por el estado de su corazón. Y esto no es todo, los resultados se los dieron a las dos de la tarde y lo operaron cinco horas más tarde, y "era de urgencia". Esto es la sanidad pública española.

No sin terminar con la historia, mi tío fue operado, saliendo de la operación en coma y directo a la UCI siendo hoy ya el tercer día que está allí y sin síntomas de mejoría, reanimándole el corazón por varias veces por lo débil que está. Además de unas catorce máquinas trabajando para que sus órganos reacciones.

Ahora me pregunto, ¿Fue negligencia médica? unos piensan que sí y otros piensan que no. A esto siempre se le suele dar vueltas, pero los médicos no cumplieron con lo que desde un principio dijeron, no hicieron un control médico día sí y día también de mi tío, un paciente de alto riesgo por sufrir problemas de corazón. No tomaron medidas cuando empezaron a aparecer los síntomas y la única respuesta que recibimos de una auxiliar fue, que los propios médicos no querían volver a meterlo en el quirófano, que buscaban otros medios para su curación y que fueron avisados en todo momento, pero era cosa de ellos el tomar medidas. A mi parecer creo que esto podría haberse detenido a tiempo y no esperar hasta el último día, dejando casi a las puertas de la muerte a un paciente.

Una persona con 66 años no se merece esto, su operación fue exitosa, pero al final ha sido trágico, quizás tuviera algún otro problema en sus intestinos o algo, nunca se dijo nada, aunque para mí y siempre lo pensaré, fue que a los doctores se les fue de las manos. No ha fallecido, ni espero que lo haga, creo en ese hilito de luz para que pueda salvarse, pero los médicos no le dan esperanzas.

Yo aún no asimilo que esto esté pasando, más cuando antes de ser operado por segunda vez cogió mi mano diciendo "vámonos del hospital, dame un caramelo o dime la hora", llevaba horas sin comer ni beber. Es muy triste, a mí se me han ido seres queridos, pero al ser más pequeña es cierto que no tienes esa madurez que te hace pensar y sentirlo más. Ojalá se haga un milagro y que salga adelante, a pesar de lo negro que nos pintan el camino.

Fue un post bastante largo, pero necesitaba contarlo y distraerme.
Nos vemos en la siguiente entrada y espero no estar tan triste y decaída.

----Edit----
Después de escribir el post, a las 1:30am nos llamaron que estaba muy mal y a las 3am falleció. Tito descansa en Paz.

Etiquetas: , ,

0 kisses
/ /